LÍNEA DE YESOS
MAXIYESO ESCAYOLA
FICHA TÉCNICA
MAXIYESO SUPERESCAYOLA
FICHA TÉCNICA
RECOMENDACIONES Y USOS PARA YESOS
Los productos que tienen como base el yeso, no son adecuados para ubicarse en exteriores, como tampoco para estar sujetos a la acción de los elementos atmosféricos o sometidos a humedad excesiva. Cuando el saco de yeso se almacena en ambiente seco (bajo estibas y no directamente en el suelo), este producto tendrá una vida media de uso seis meses desde la fecha de fabricación que se indica en cada saco. La absorción de humedad puede producir cambios en las propiedades físicas, tales como reducción en la resistencia de los yesos o prolongación del tiempo de fraguado. Para salvaguardar la calidad del producto durante su empleo, los sacos abiertos o parcialmente usados deben ser doblados y cerrados cuidadosamente.

Para la preparación de la mezcla se recomienda:
1) Pese el yeso y el agua para cada mezcla. La proporción agua – yeso es un factor crítico.
2) Use agua potable a temperaturas entre 21ºC y 38ºC. Las variaciones en la temperatura de la mezcla (agua y yeso) pueden producir cambios en el tiempo de fraguado.
3) Es importante mantener el agua y el yeso en un ambiente con temperatura dentro del rango mencionado antes de usarlo. A más alta temperatura del agua, más corto será el tiempo de fraguado;
4) Vacíe o espolvoree despacio y suavemente el yeso en el agua, sin que queden montones o grumos. Permítale remojarse o humedecerse por un minuto. El yeso debe estar totalmente esparcido en el agua antes de mezclarlo. Es importante mantener la proporción de agua y yeso; si la masa queda clara es decir, que tiene más agua de la necesaria, el yeso fraguara con lentitud y no tendrá resistencia; si tiene poca agua endurecerá pronto y será difícil su manejo.

NOTA: Las proporciones citadas de yeso y agua son las utilizadas en los métodos estándar de prueba de laboratorio, y no son necesariamente las que se utilizan en la práctica. La fluidez precisa de empleo se ajustará según las necesidades de cada aplicación individual. Para el mezclado del yeso y el agua, se recomienda:
1) Mezclar manualmente, mecánicamente o con equipo de mezclado continuo.
2) El mezclado manual generalmente es aceptable para cuando se preparan cantidades menores a 25 kg de yeso.
3) Tiempos largos de mezcla, aumentan la resistencia del vaciado y acortan el tiempo de fraguado.
4) El amasado manual se puede realizar con las propias manos protegidas con guantes, con la paleta o con otro utensilio, removiéndolo enérgicamente hasta que la pasta tome un aspecto homogéneo y sin grumos;
5) Antes de un nuevo amasado hay que eliminar del recipiente, así como de todas las herramientas, los restos de yeso endurecido sobrantes del proceso anterior, puesto que el yeso ya fraguado actúa como acelerante sobre el fraguado de la nueva pasta que se va a preparar.